lunes, 26 de marzo de 2012

Alianzas y acuerdos con el sector que agrupa los medios masivos de comunicación


Tony Raful















Lineamientos sobre cultura del
Programa de gobierno de Hipólito Mejía

Luis Orlando Díaz Vólquez, uno de los principales dirigentes de la campaña política de Hipólito Mejía como candidato a la presidencia de la República por el Partido Revolucionario Dominicano, PRD, nos ha remitido el presente documento, preparado por Tony Raful, posible Ministro de Cultura en el caso de que su partido gane las elecciones del 20 de mayo. Reiteramos siempre que la Agenda Cultural Diaria de la Revista Vetas publicará todo documento del ámbito cultural que nos haga llegar cualquier de los partidos políticos que participan en la actual campaña electoral. Aquí va.


a) Lineamientos sobre cultura

La República Dominicana es un mosaico de culturas cuyas fuentes originarias fueron los aborígenes, españoles y africanos; cada grupo, a su vez, estaba constituido por diversas expresiones étnicas y culturales, que sumadas a las que se han incorporado durante cinco centurias a través de un proceso creativo continuo, constituyen hoy la dominicanidad.

Nuestra realidad económica, social, educativa y cultural representa el mayor obstáculo para que las presentes generaciones de dominicanos/as, logren superar la enorme brecha existente entre ricos y pobres, y la marginación de un significativo sector de la población.

Históricamente se ha expresado una corriente pesimista sobre las posibilidades de nuestros pobladores de acceder hacia el progreso y el bienestar. De lo que se trata hoy es de trazar planes de desarrollo haciéndolos realidad y constituyendo un código ético que garantice que las inversiones en el gasto social realmente se orienten hacia un desarrollo sostenido, dirigido hacia las capas marginadas y excluidas, elevando su condición de simples habitantes a reales ciudadanos.

En el Encuentro Mundial de Cultura de 1982, se dio un importante paso de avance al proponer la cultura como una dimensión del desarrollo. Propuesta que ha sido superada en el Informe de la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo, de 1997, cuyos postulados señalan: “Un desarrollo disociado de su contexto humano y cultural es un crecimiento sin alma. El florecimiento pleno del desarrollo económico forma parte de la cultura de un pueblo, aunque esta no sea la opinión común. El punto de vista más convencional considera la cultura como un elemento que contribuye al desarrollo económico o lo entorpece; de ahí el llamamiento a tomar en cuenta los factores culturales en el desarrollo.

La cultura como instrumento del desarrollo, no puede ser relegada a una función subsidiaria de simple promotora del crecimiento económico. El papel de la cultura no se reduce a ser un medio para alcanzar fines, sino que constituye la base social de los fines mismos.

El desarrollo y la economía forman parte de la cultura de los pueblos. Al cambiar de perspectiva y dejar de asignar un papel puramente instrumental a la cultura para atribuirle un papel constructivo, constitutivo y creativo, hay que concebir el desarrollo en términos que incluyan el crecimiento cultural.

Los gobiernos no pueden determinar la cultura de un pueblo; en realidad sucede más bien al contrario. Lo que sí pueden hacer es influir sobre ella y, de esta manera, incidir sobre el curso del desarrollo. El principio básico debe ser el respeto de todas las culturas cuyos valores son tolerantes con las demás y que suscriben las normas de una ética global.

El respeto va más allá de la tolerancia y supone una actitud positiva hacia los demás, así como celebrar sus diferentes modos de vida y su diversidad creativa.

El argumento que se plantea en dicho informe es que el desarrollo comprende no sólo el acceso a los bienes y servicios, sino también a la oportunidad de elegir un modo de vida colectivo que sea pleno, satisfactorio, valioso y valorado, en el que florezca la existencia humana en todas sus formas y en su integridad. En esta perspectiva, incluso los bienes y servicios más importantes, en la visión limitada y convencional, son considerados valiosos solamente por ampliar nuestra libertad de acuerdo con nuestros valores.


b) Metas del período 2012-16

Luego de amplias discusiones e investigaciones con las organizaciones culturales más diversas, se identificaron las demandas básicas a implementar para fortalecer el sistema cultural dominicano, revitalizar las tareas de la Ministerio emprendiendo un camino integral y plural que apuntale el desarrollo cultural como base esencial del progreso humano y de la identidad nacional. Para ello se restablecieron los apuntes y  necesidades elaboradas en el Plan Decenal de Cultura, como lineamientos pendientes en la agenda de nuestros días. En todo el proceso se contrajo el compromiso de impulsar las mismas, en la nueva gestión de gobierno del PRD.

• Brindar apoyo a las instituciones públicas y privadas que mantienen programas dirigidos a la promoción y preservación de los valores de la identidad nacional y su diversidad cultural.
• Fortalecer y desarrollar vínculos con las comunidades dominicanas establecidas en diversas ciudades en el mundo.
• Promover alianzas y acuerdos con el sector que agrupa los medios masivos de comunicación para la promoción de los valores de la identidad cultural.
• Integrar a los diversos grupos de la sociedad al establecimiento difusión y preservación de los valores y formas de conducta que aseguren la convivencia pacífica y la gobernabilidad democrática.
• Apoyo a las instituciones, grupos y personas dedicadas a la preservación de las manifestaciones culturales propias de nuestras comunidades en todo el país.
• Integrar a los diversos programas los enfoques que privilegian la igualdad de género y los derechos de los grupos socialmente menos favorecidos.


c) Políticas culturales

1. Elaborar mecanismos institucionales que estimulen al sector privado a invertir en el fomento y desarrollo de la cultura.
2. Dar participación a las comunidades y a los sectores artísticos, literarios y culturales, en general, en la elaboración de políticas culturales donde premie el consenso y la sabiduría colectiva.
3. Crear el museo del Merengue en la ciudad del Santo Domingo y los museos de Los Palos, La Mangulina, El Carabiné, Carnavales y otras manifestaciones danzarias en los espacios correspondientes.
4. Establecer como asunto prioritario, tanto en lo económico como en lo indentitario, un amplio acuerdo entre los ministerios de Cultura y de Turismo, con el objetivo fomentar la creación de miles de empleos, a través de las industrias culturales creativas.
5. Hacer de la investigación cultural, un espacio para el conocimiento y divulgación de los valores de nuestra identidad.
6. Presentar un proyecto de ley que garantice que todas las alcaldías posean un departamento cultural orientado a las concepciones de cultura y desarrollo.
7. Presentar un proyecto de ley que garantice que todas las instituciones de educación superior destinen parte de su presupuesto al desarrollo turístico y cultural del país.
8. Crear bibliotecas, físicas y virtuales, que contengan material bibliográfico y audiovisual sobre temas de la cultura nacional, en todas las embajadas dominicanas en el exterior.
9. Realizar la primera jornada, municipal, provincial, regional y nacional, sobre cultura.
10. Fomentar el turismo cultural, como fuente de desarrollo económico y medio de promocionar y mostrar nuestra cultura nacional en todo el mundo.
11. Fomentar la creación de industrias culturales y creativas, mediante y respaldo técnico y financiero al sector.
12. Hacer, en coordinación con el sector privado y organismos internacionales, los arreglos y el mantenimiento necesario de la infraestructura cultural, caracterizada por el deterior creciente, y crear nuevas instalaciones en los lugares donde no existan.
13. Incorporar a los proyectos y planes del desarrollo de la cultura nacional, a otras comunidades de dominicanos en el exterior, que no reciben ningún apoyo del ministerio, donde radican un número significativo de dominicanos (Puerto Rico, Madrid, Barcelona,
Miami).
14. Elaborar proyectos de vinculación entre los Ministerios de Educación y de Cultura, con el objetivo de garantizar un desarrollo adecuado de la juventud dominicana, tanto en la escuela como en la comunidad.
15. Relanzar el Sistema Nacional de Casas de Cultura, haciéndolas realidad en el territorio nacional, priorizando municipios.
16. Recuperar las escuelas de bellas artes y academias de las provincias existentes, y creación de ellas en lugares donde no existen.
17. Descentralizar las acciones culturales, en respaldo de la democratización de la cultura, dándole apoyo a las provincias, a través de los consejos provinciales y municipales de cultura, como lo estable la ley del sector.
18. Vincular el desfile nacional de carnaval con la promoción de la imagen del país que desarrolla durante todo el año el Ministerio de Turismo a nivel internacional.
19. Consolidar los acuerdos con la universidad estatal y las universidades privadas para el desarrollo de proyectos y programas orientados a la información y la investigación.
20. Hacer del Consejo Nacional de Cultura un organismo que cada vez juegue un papel más determinante en la formulación de la política cultural del Estado e incorporar los sectores que aún no forman parte de este organismo.
21. Hacer que las expresiones consideradas patrimonio intangible de la humanidad sean debidamente protegidas y a través de un proceso investigativo proponer nuevas manifestaciones que por su valor y permanencia tienen categoría de patrimonio intangible excepcional.
22. Impulsar políticas de incentivo y promoción a la artesanía nacional, desarrollando proyectos educativos para los artesanos, explorar nuevos mercados, mejoras de técnica, entre otras acciones.
23. Continuar con la ampliación del Sistema de Escuelas Libres en barrios y comunidades de todo el país.
24. Continuar el incentivo al libro y la lectura, mediante publicaciones de libros a escritores, concursos, Feria del Libro, incluidas la internacional y las regionales, crear provinciales, fomentar a los talleres literarios y círculos de lectura y hacer consultas con los sectores ligados al libro y la lectura, a fin de redefinir los objetivos y las acciones de la feria.
El documento completo sobre el plan cultural del PRD a ser ejecutado 2012-16, se encuentra disponible a requerimiento de parte interesada.
....
Tony Raful, Coordinador de Cultura          
Preparado por Luis Orlando Díaz Vólquez
Marzo 22, 2012