martes, 20 de marzo de 2012

La mejor y mayor feria internacional del libro de Centroamérica y el Caribe























Es el aniversario 
número 14, 
no el número 15

Por Jimmy Hungría


El viernes 16 escribí una nota en el blog Buena lectura que decía así: "A quien(es) hace(n) la publicidad de la Feria del Libro, alguien debería decirle(s) que la 1ra. Feria Internacional del Libro de Santo Domingo fue en 1998, o sea, hace 14 años. Por lo tanto, la de este 2012 coincide con su 14to. aniversario, no su 15to. aniversario, aunque sea la 15ta. feria. El 15to. aniversario será en 2013 cuando se celebre la 16ta. feria".
En respuesta a la citada nota, alguien me escribió lo siguiente: "Disculpa pero estás equivocado. En 1997 se hizo el ensayo de la primera feria internacional. Ese ensayo cuenta como primera feria, la de 1998 fue la segunda, por lo que es correcto decir que con esta se celebra el 15 aniversario de la feria internacional". A continuación, mi respuesta: NO, ese ensayo de 1997 no cuenta como 1ra. feria. Si fuera así, la de este año sería la 16ta. y no la 15ta. feria. La 1ra. fue la de 1998. Al respecto, te copio los primeros párrafos del discurso de Lantigua al inaugurar la 10ma. feria en 2007:

"Señoras y Señores:

En 1997, hace diez años, atendiendo el interés y las instrucciones del Excmo. Sr. Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández, se inauguró un nuevo enfoque organizativo de la entonces Feria Nacional del Libro, estableciendo para nuestra principal celebración cultural anual, un nuevo formato, una nueva filosofía, una nueva proyección y un nuevo espacio. El éxito rotundo de aquella experiencia de hace dos lustros es por todos conocido.

Bajo ese nuevo enfoque, nació un año después la idea de comenzar a internacionalizar nuestra feria nacional, a fin de integrar a nuestro país al esquema de globalización cultural y ensanchar de este modo las fronteras de nuestra insularidad, abriendo la producción bibliográfica dominicana a nuevas perspectivas de proyección.

En abril de 1998, llegó la hora de iniciar formalmente ese proceso, con la fundación de la Feria Internacional del Libro, que contó en su primera edición con la presencia de 20 países, encabezados por España como País Invitado de Honor.

Se cumplían entonces, exactamente, 25 años de la celebración de nuestras Ferias Nacionales del Libro, obra fundadora, en 1973, del inolvidable librero y editor don Julio Postigo.

La internacionalización de nuestras ferias del libro coincidió con la celebración del Aniversario de Plata del evento y los 500 años de fundación de la Ciudad de Santo Domingo, marco excepcional que, indiscutiblemente, permitió inaugurar una nueva y prometedora etapa en la realización de este magno evento cultural anual.

A partir de 1998, nuestra Feria Internacional del Libro comenzó a romper las fronteras del aislamiento insular para insertar a nuestras voces literarias, nuevas o consagradas, en el movimiento cada vez más activo de la internacionalización de los valores literarios latinoamericanos y caribeños.

Fue aquel proceso fundacional de 1998, un signo de confianza en el futuro, seguros como estábamos entonces, en el sentir y en la visión de nuestro Presidente, de que así comenzábamos a construir un nuevo porvenir para nuestra literatura.

Esta inmensa tarea ha exigido el concurso de un gran equipo de colaboradores entusiastas y capaces. El propósito, ha sido positivamente encaminado. En 35 años de tradición ferial, la internacionalización del evento ha abierto perspectivas sólidas y firmes a nuestra cultura, inspirado en el trabajo de fe y amor de quienes han trabajado en este proyecto, todos imbuidos de una clara filosofía de servicio a la cultura dominicana.

Desde 1998 pues, Santo Domingo es escenario de un hecho cultural sin precedentes, y cada mes de abril nos constituímos en la Capital Cultural del Caribe.

En esta décima edición, que conmemora aquel punto de partida inolvidable, celebramos el hecho incontrovertible de ser la mejor y mayor feria internacional del libro de Centroamérica y el Caribe, y al mismo tiempo, uno de los tres mayores festivales culturales de América Latina, puesto que a diferencia de muchos, nuestro gran evento ferial reúne a todas las manifestaciones artísticas: la danza y el teatro, la música y las artes visuales, el cine y el teatro callejero, el performance artístico y las expresiones culturales autóctonas,, junto a las letras, la ciencia, el debate intelectual, la oferta bibliográfica, la reflexión sobre temas múltiples y la presencia festiva de la diversidad cultural".