lunes, 23 de abril de 2012

asienta su gracia sobre los poetas, sobre los pintores

















Pintoversando
Poema

Gabriel Moquete

El  Arcoiris,
con su carcajada
de siete colores,
asienta sus patas
sobre el horizonte,
posa sutilmente
como imán arqueado
lleno de fulgores,
para los poetas,
para los pintores.

El sol, desde lejos
su cámara enfoca
y la gracia estalla
sobre aquél extremo
de luces en arco
que pone a poetas
a pintar sus versos,
que pone a pintores
a rimar sus lienzos.

El Arcoiris,
con su carcajada
de siete colores
asienta su gracia
sobre los poetas,
sobre los pintores.

Hay rima en el lienzo,
color en los versos,
y en este romance
de rima y color,
la virtud del alma
se siente repleta, :
pintor el poeta,
poeta, el pintor.