miércoles, 13 de junio de 2012

El Centro Perelló debe estar a la altura de Funglode y del Centro León





















El Centro Cultural Perelló
está envuelto en la trampa
de una pobre imagen pública

El Centro Cultural Perelló carece de un ejercicio de relaciones públicas de prensa que le permita una comunicación amplia, fluida, con los medios de comunicación, y es una lástima que ello sea así, como es lamentable que haya que expresar este criterio públicamente.

Como un ejemplo palpable de tal carencia en su página web el Centro Perelló anuncia para hoy dos actividades, a las 6:00 de la tarde una Conferencia sobre María Montez: La Reina del Tecnicolor; y a las 7:30 de la noche la Proyección de un Film María Montez, esto último así dicho escuetamente.

Esos dos «telegramas» no tienen contenido informativo. Que haya una conferencia sobre María Montez y que se vaya a proyectar una película protagonizada por ella y decirlo así es decir una pobreza. A nosotros, como Agenda Cultural, nos hubiera gustado anunciar, en nuestro campo informativo encabezado por la Síntesis, los detalles de esos temas, el nombre de la persona que dictará la conferencia, el título de la conferencia, el lugar del Centro donde tendrá lugar, el motivo por el que el Centro Perelló auspicia una conferencia sobre María Montez. Eso sería periodismo.

Nos hubiera gustado anunciar el título de la película con María Montez como protagonista, el año de su filmación, el director de la película, el autor del guion, los autores de la música y de la fotografía de la película; una sinopsis del film y un tráiler que motive a los banilejos a ir a ver la película y que informe como debe ser al público en general.

Cuando el año pasado la empresa Cicom, Relaciones Públicas, que dirige el muy profesional periodista Manuel Quiterio Cedeño, estuvo al frente de la labor de relaciones públcas del Centro Cultural Perelló, a nosotros nos pareció excelente que así fuera. Quiterio Cedeño es un profesional con amplia experiencia y con un nivel de creatividad muy elevado. Evidentemente Cicom no continuó al frente de la labor en el Centro Cultural Perelló y es lamentable.

Lo que sí sucedió fue que el Centro contraró los servicios de una empresa o un especialista en diseño gráfico, hicieron una página web excelente desde el punto de vista tecnológico. Es una de las mejores páginas webs que ha sido diseñada para un centro cultural. Pero carece de contenido.

Si el Centro Cultural Perelló no puede volver con una empresa eminentemente profesional como Cicom, Relaciones Públicas, entonces debe contratar los servicios de un periodista profesional que le dé contenido a la página web. La labor de los diseñadores de la página web es el simple mantenimiento de dicha página en su contenido de diseño. Quien debe insuflar contenido noticioso es un comunicador profesional y en el país los hay muy buenos. En Baní los hay muy buenos.

La hermosa y versátil página web del Centro Cultural Perelló está sub utilizada. Es como tener una casa muy buena, hermosa, con todo lo necesario para vivir en ella, barrerla y limpiarla, pero no ocuparla. Lástima. Es como tener una hermosa novia o esposa, una verdadera jembra, envidia de los demás, pero no hacerle el amor.

El Centro Cultural Perelló debe estar a la altura del Centro Cultural Eduardo León Jimenes, de Santiago, que tiene una excelente y dinámica página web. Debe estar a la altura de la Fundación Global Democracia y Desarrollo, Funglode, que tiene una excelente y dinámica página web. Pero el Centro León como Funglode no se atienen a sus páginas webs. Los técnicos que las diseñaron no tienen nada que ver con su contenido informativo. No escriben una coma ni se atreven.

En el Centro León hay una excelente directora de prensa en la persona de Ana María Azcona, profesional del periodismo. Periodista profesional. En Funglode hay una excelente directora de comunicación, en la persona de Elina María Cruz, profesional del periodismo. Periodista profesional.

Clodomiro Moquete, autor de esta nota, no tiene ningún interés particular que no sea el deseo de que el Centro Cultural Perelló brille con toda intensidad. Actualmente el Centro Perelló ha decaído en su imagen pública. Hay importantes empresas de relaciones públicas que pueden mejorar eso. Hay excelentes comunicadores sociales en el país, especialistas, periodistas profesionales. No pierdan tiempo.