martes, 5 de junio de 2012

Encuentro mucho mejor a Sancho con su corona gobernando La Saona



























Lléguese aquí, Don Quijote
Décimas

Gabriel Moquete

Lleguese aquí, Don Quijote,
traiga su equipo completo,
venga a imponer el respeto
en este infeliz islote.
Venga en su Rocín, al trote
traiga su adarga y su lanza,
venga a imponer su templanza
de honorable Caballero,
traiga a su buen Escudero,
el curioso Sancho Panza.

Lléguese a esta isla, partida
para albergar dos naciones,
caprichos y pretenciones
de potencias atrevidas.
Lléguese a esta isla, tendida
en el trayecto del sol,
fortalezca su valor,
refuerce más su armadura
que la tarea es más dura
que en su manchega labor.

Lleguese aquí, y le confieso
que tendrá éxito el intento,
aquí hay molinos de viento
aunque son de carne y hueso.
Pique a Rocinente, expreso
en atrevida odisea,
y aunque usted no me lo crea
hallará aquí, en las ciudades
damitas con cualidades
de su amada Dulcinea.

Los castillos embrujados
que fabricaba su mente,
aquí son cosa corriente
pero de amos potentados.
Aquí, los bellos costados
del mar, que nos embellecen,
totalmente pertenecen
a empresas muy poderosas,
lo demás, es una fosa,
¡hasta el aire languidece!

Dese prisa, por favor,
pues de manera contraria
la Ínsula Barataria
encontrará comprador.
Yo encuentro mucho mejor
a Sancho con su corona
gobernando La Saona
y aplicando sus consejos,
antes que vengan de lejos
a instalarse en esa zona.

Venga a nos, señor Quijote,
pero venga con cuidado
que aquí, la Mancha ha tintado
al país, de brote en brote.
Venga con lanza y garrote,
apure a su Rocinante,
y como buen caminante
entre claros y desiertos
venga a curar los entuertos
de un país agonizante.