viernes, 7 de diciembre de 2012

Yo que nunca escuché el canto de la tierra
















César Sánchez Beras

Poema


Bolero treinta y cuatro (Escuchándote)


Yo que nunca he bailado
sentí flotar mi cuerpo en tus ojos de loba,
me vi correr desnudo en medio de tu sueño
quitándole las plumas al ave de la rabia.
Yo que nunca he cantado
me subí a los balcones más altos de tus ansias,
para escuchar contigo la melodía del gozo
cuando tu piel inventa un himno a la memoria.
Yo que nunca he tenido un piano entre las manos
sentí el inexorable acorde de las piernas,
la canción a capella que enmudece los cuerpos
esa nota salvaje conque vibra la espuma.
Yo que nunca escuché el canto de la tierra
entonar con su lira el final de la sombra,
abrí mi cuerpo sordo para que hallara espacio
ese ruido inefable que anuncia tu llegada.