viernes, 17 de agosto de 2012

De la rimbombancia a la sencillez

José Antonio Rodríguez

Santo Domingo, juramentación
Expectativa

El presidente Danilo Medina ha ofrecido un mensaje claro y presentado la mejor iniciativa de esperanza para el sector cultural del país con el nombramiento de José Antonio Rodríguez como Ministro de Cultura. Es una alivio de extraordinaria importancia. Sólo con la noticia del nombramiento se ha creado un ambiente de expectativa y se despeja el criterio de que la «rimbombancia» y la aplicación de políticas bulteras es la vía que debe encaminar al Ministerio de Cultura. Por la sencilla razón de que la imagen y la práctica social y cultural de José Antonio es diferente y opuesta a la de José Rafael.

El amigo José Rafael es un una criatura de la oligarquía, a pesar de su origen. Eso así dicho. Este no es el espacio, hoy, para analizarlo detenidamente, pero ello es una realidad. No hay que recordar que José Antonio es un artista democrático, hacedor de espacios culturales allegados a los intereses populares, autor de composiciones artísticas sensibles. ¡Ah, ya tendremos en la Agenda Cultural la oportunidad de enumerar sus aportes!

Desde las primeras horas de la mañana nos hemos comunicado con instancias del Ministerio de Cultura para saber la hora en que José Antonio Rodríguez  tomaría posesión, hoy, de su nuevo cargo. Al cierre de esta edición de Agenda Cultural, a la 1:30 de la tarde, lo que se nos informó extaoficialmente fue que había la creencia de que sería hoy pero que ello no se había determinado. El propósito principal de la presente nota era informar acerca de ese hecho, darlo a conocer.

De todos modos saludamos con regocijo y llenos de esperanzas la designación de un amigo en el Ministerio de Cultura. Un amigo de la comunidad cultural llana. Simplemente eso.