lunes, 22 de octubre de 2012

¡Jiá, jiá, jiá!... ¡Jo, jo, jo!...

Etzel Báez





















Nota de Etzel Báez

¿Acabarán con la piratería? ¡Jiá, jiá, jiá!... ¿Que se sugiere el modelo koreano para acabar con ella? ¡jo, jo, jo!...

El problema del cine dominicano es otro. Primero, hemos puesto a un palero al frente, enemigo declarado de la cultura nacional; segundo, las distribuidoras y las salas de exhibición ni miran a menos que vean que el pastel va a ser para ellas..., ¡entero!; y tercero, no existe público para otro cine dominicano que no sea el cine-relajo.

Yo apoyo lo que está queriendo hacer la ADOCINE y la DGCINE, sí, pero por motivos muy diferentes a los que ellos buscan, yo estoy en contra de la piratería porque difunde lo peor del cine, mantiene un status de analgización cultural, distorsiona gustos, aperrea voluntades, etcétera. Y la justicia dominicana, me parece, actúa con la misma imbecilidad que los que se dicen «afectados» económicamente por la tal piratería. Porque, ¿entre otras formas de piratería, será que van a actuar contra la publicidad pirata? ¿Van a actuar contra la gran cantidad de productos alimenticios de marcas pirateadas, que afectan la producción nacional?

Con toda sinceridad, me sorprende que el mismo René Fortunato se preste a esas imbecilidades de quienes hoy dirigen la ADOCINE y a la DGCINE. Un hombre que, se supone, tiene la cabeza en su sitio.