martes, 9 de octubre de 2012

Pero el suegro, que ya estaba despierto y de mal humor...






















La serenata de Gabriel
Décimas

Gabriel Moquete

A su novia le fue a dar
Gabriel, una serenata,
y una sublime bachata
eligió para cantar.
Pero luego de afinar
para ir a la introducción,
qué difícil situación
soportó el serenatero,
antes del compás primero
se le olvidó la canción.

Para ver si recordaba
las letras de la canción
Gabriel, al compás del son
presuroso tarareaba.
Pero el suegro, que ya estaba
despierto y de mal humor,
creía lo del cantor
una broma tarareada
y con decisión airada
salió como un gladiador.

Todavía sin poder
las letras rememorar
al ver al viejo asomar
tarareando echó a correr.
Todo el barrio salió a ver
atento a la situación,
el viejo, como un ciclón
detrás del serenatero,
y éste, por el barrio entero
tarareando la canción.