martes, 20 de noviembre de 2012

Prejuicios y verdades de la literatura

Juan Freddy Armando





















Ese maldito degrciao
Juan Freddy Armando

En nuestra edición de ayer insertamos una nota enviada por Juan Freddy Armando a Clodomiro acerca de los poemas de Jennet Tineo. En el día de hoy la señora Ivelisse Lebrón opina sobre el asunto en Facebook, donde aparece además una nota de nuestra amiga Leibi Ng. Interesa el asunto y vamos a colocar otra vez la nota de Juan Freddy de Ayer, ademas de la opinión de Ivelisse Lebrón, la nota de Leibi Ng, una nota de hoy de Juan Freddy respondiendo a esas dos damas, otro poema de Jennet Tineo,,, bueno, aquí va:

Ayer: Apreciado Clodomiro: Son muchas las veces que manifiestas mal gusto al opinar sobre literatura u otras expresiones del arte. Pero en ocasiones muestras tu agudeza para calificar las obras de arte, especialmente las literarias. Una de esa contadas veces es esta en que te has referido a los poemas de la hermosa Jennet Tineo. Verdaderamente, los poemas están tan buenos, es más, tal vez mejores, o sin tal vez, mejores que lo buena que muestra la foto que está ella. Tienen fuerza, profundidad, ritmo, originalidad, ímpetu poético y autenticidad. Algo que le falta a tantos libracos premiados en nuestro país y a tantos pachecos y giles peotas que en nuestra pobre nación han ganado la falsa fama de poetas.
Con aprecio por tus ocasiones de buen juicio como esta y desprecio por las de mal juicio como otras tantas, tu «amigo»,

Hoy en Facebook: 
Ivelisse Lebrón
Ivelisse Lebrón. Buen día Don Juan Freddy. He leído la carta que le envía a Don Clodomiro Moquete donde le habla de su mal gusto al opinar y en ocasiones mostrar agudeza para criticar alguna obra literaria. A mitad de la misma se refiere a la joven Jennet Tineo como una mujer que está " buena " y después elogia su poesía. Finalmente se despide describiéndose como "amigo" entre comillas. Dígame que todo es una broma y que para usted una mujer que está " buena " es mucho más que una mujer de facciones bonitas, pelo negrísimo y lozana piel como la vemos en la foto. De ser una broma, usted es muy chistoso; de lo contrario, me deja un " poquito " intrigada. Que tenga un hermoso día Sr. Armando.

Clodomiro Moquete. Jejejeje

Leibi Ng. Jejejeje

Leibi Ng. Capaces de construir versos, incapaces de dominar sus prejuicios

Leibi Ng
Juan Freddy Armando. En primer lugar, todo ese texto está lleno de humor. De ese humor que nos hacemos Clodomiro Moquete y yo, y quien no lo entienda necesita entrenar mejor el cultivo de su inteligencia o tratar de adquirirla, aunque los científicos de la medicina dicen que es imposible desde hace mucho tiempo, desde que dijeron en latín: lo que natura non da, Salamanca non presta. En segundo lugar, una mujer que está buena, está buena, independientemente de que nos ofrezca la ñapa de escribir buena poesía como es el caso de Jennet Tineo e independientemente de que las que no están buenas no quieran que le digan buena a la que lo está, valga el trabalengua. Porque si es hermosa, ya eso de por sí es una delicia no solo desde el punto de vista de la morbosidad y el deseo sexual, porque se sabe que una persona hermosa puede conquistar territorios que no conquista otra. Quieran o no quieran las feas, con las cuales la sociedad no ha sido injusta, pues les da otras oportunidades de éxito sin necesidad de mostrar la cara, los pompis o los mangos, la barbie o las cuatro cosas a la vez. Les da la oportunidad de estudiar, de escribir, hacer deportes, y pueden, siendo feísimas como Susan Sontag o Simon Baubouard (no sé si es así que se escribe, pero ustedes entienden) lograr fama y felicidad, pero algunas veces se juntan las dos cosas, y son bellas, inteligentes y talentosas, como Jennet, Diana Ross, Martha Graham, Jennifer López, Alexandra Elizo, Barbara Streissand. Y volviendo al caso de Clodomiro, ambos nos consideramos como enemigos mutuos, honestamente enemigos, enemigos fieles, sin desmedro del reconocimiento de su genial inteligencia y talento para escribir por mi parte, y del reconocimiento por parte de él de mi supergenial condición de escritor originalísimo, pensador de fuste y hombre culto e inteligente, elegante y conquistador. Querida Ivelisse Lebrón: para mí, estar buena es eso que usted señala solamente, y también es más que eso. Depende de la cantidad de carne que pueda alcanzar a verle a la mujer. En el caso de Jennet, lo que he visto de ella, que solo ha sido en las fotos, me basta para considerarla muy buena. Si a usted le ofende eso o piensa otra por ahí que son prejuicios, lo siento por ustedes, porque no tengo empacho en expresar mi opinión, siempre sin faltarle el respeto a los demás, pero libremente y sin importarme que lo consideren prejuicio, postjuicio, interjuicio, epijuicio, infrajuicio o lo que quieran calificar. Todo el mundo sabe el respeto que siento hacia las mujeres, por el hecho de serlo, ya que sin ellas no hubiera humanidad, y sobre todo porque una de ellas, Rafaela Amparo, fue mi bellísima y creativa madre, el ser humano más maravilloso que para mí ha existido, y otra mujer es mi hermosa e inteligente y adorable hija Luanda. Lamento dejar intrigada a una mujer que se ve tan buena y hermosa en la foto, como usted, doña Ivelisse, quien además luce también una buena persona. Volviendo al viejo y plegado y replegado (C)lodomiro o Clo dos miro (porque no sé si lodo lo que mira o si es bizco y ve dos) Mosquito o Mosquete (porque no sé si viene de mosca o de mosquito), él sabe que muchas veces se pierde por las Sierras de Úbeda o más perdido que el hijo de Lindberg, como dicen los españoles en uno de sus momentos de lucidez y nosotros en uno nuestro, al juzgar obras de arte, y especialmente literarias, y también hace sus chepas, sus casualidades, sus azarosos buenos juicios, muy de cuando en vez, por ejemplo en sus opiniones sobre la poesía de Jennet Tineo. También sabe de lo pana que somos, y me tolera mis chistes de todo grado como se los tolero yo a él, aunque cojamos sendos piquecitos. En el caso de Jennet, que, reitero que está muy buena, según se ve, porque reitero que de verla en fotos no he pasado, él tiene razón. Porque sus poemas son excelentes. Si esto es en serio o en broma, los invito a cogerlo como les parezca mejor, ya que el mundo no es como es sino como cada uno de nosotros se afecta verlo o cree verlo. Besos a las mujeres y abrazos a los hombres. ajajajaja

Clodomiro Moquete. Estoy en des-acuerdo con Juan Freddy Armando, ese maldito degraciao.





Jennet Tineo




















Jennet Tineo

La vejez es un fantasma
Poema

Después de reposar todos los cansancios
aún queda hacinado
como un incómodo polvillo
este cansancio residual.
En la taza del té
en los ojos claros de las madres
donde no arañan más las cerdas de las escobas
en las primeras canas
donde no alcanza a mojarse el mar por salado
en las calles coloniales
entre el mortero que separa los adoquines
y una sombra de un árbol de la de un perro
donde se hace difícil liberar
ese peso suspensivo
que se sigue amontonando
como tiempo en negativo.
Espacios que conocen la espalda del sol
la telaraña en el envés de las hojas
en los huecos de las medias panty
eternamente negras
en todos los tacos desprendidos
junto a los pasos falseados
y la fija obstinación de consumirse todo
en números positivos
pero esta mueca insiste en acumularse
para hacer costuras imprecisas en la piel de los vivientes
para marcarte con todos los gestos repetidos
el rostro.
Este cansancio
que jamás podrás arropar bajo las sábanas
reclama la frescura compacta de tus pasos
Termina taladrándote todos los huesos
Hasta el polvo..