lunes, 23 de abril de 2012

La Feria dedica el día de hoy a Wilfredo Lozano


Santo Domingo, feria
9:00 A. M.

A las nueve de la mañana comienza la faena en la Feria del Libro. Aquellas librerías, tarantines, negocios, estantes y otros que no habían acabado de instalarse están hoy lunes todos posesionados.

El día de hoy es dedicado por la Feria al escritor y académico Wilfredo Lozano. Dice el programa de la Feria que es sociólogo, ensayista y poeta. Lo de poeta no sabemos si él lo reclamará. Fue uno del montón de jóvenes apasionado por el período encendido de la postguerra, en la década de los años sesenta del siglo pasado, que dedicó algún esfuerzo a la poesía, pero anduvo «a tiempo» y en la universidad no oteó ni hacia las letras. Como investigador, académico y sociólogo es mejor reconocido. Realizó estudios de doctorado en El Colegio de México (1976-1980). Entre 1996 y 2004 fue Secretario General de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO). Actualmente dirige el Centro de Investigaciones y Estudios Sociales (CIES) de la Universidad Iberoamericana y es Coordinador Académico del Programa de Formación y Gerencia Política que promueven la Universidad Iberoamericana, el Instituto Tecnológico de Santo Domingo y el Movimiento Cívico Participación Ciudadana. Ha sido investigador visitante de la Universidad Johns Hopkins en su centro de graduados en Sociología (Baltimore), en la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Sede FLACSO México y del Centro de Estudios Iberoamericanos de la Universidad de Salamanca, entre otras instituciones. Ha sido consultor en materia migratoria y en cooperación internacional.

Wilfredo Lozano
Además de sus artículos en revistas especializadas en ciencias sociales, ha publicado nueve libros y en coautoría catorce títulos. Sus libros La Esperanza y el Yunque, Poesía, (1976). La Dominación Imperialista en la República Dominicana: 1900-1930 (1976). Definidor y Variaciones (1976). Proletarización y Campesinado en el Capitalismo Agroexportador (1985). El Reformismo Dependiente (1985). La Cuestión Haitiana en Santo Domingo (1993). La Urbanización de la Pobreza (1997). Jornaleros e Inmigrantes (1998)...

Ya sabemos que a las diez de la mañana es el acto de designación de la calle con el nombre de Wilfredo Lozano. El mismo protocolo de siempre, el discurso siempre coherente, intelectual, justo, equilibrado, simpático y elevado de Alejandro Arvelo; luego la presencia de Wilfredo en el Pabellón del Autor Dominicano en un intercambio con jóvenes de talleres literarios y la mañana antes de que llegue el meridiano debe alcanzar para refrigerio en el Café bohemio. La tarde también es de Wilfredo, y la noche, la vida toda hoy es de Wilfredo Lozano. Merecido el homenaje, Wilfredo, felicitaciones.