miércoles, 8 de agosto de 2012

La perversión del oficio de cronistas sociales

Chiqui Vicioso
















Explica los motivos de la 
familia de Casandra Damirón

Chiqui Vicioso

Estoy totalmente de acuerdo con la familia de Casandra Damiron y su decisión de retirar el nombre de su madre, de la actual premiación de los y las cronistas sociales. Es algo que intuí cuando vi que un personaje como Gloria Trevi, detenida por trata de niñas, las cuales eran utilizadas sexualmente por su marido, quien las drogaba; presa en una cárcel del Brasil donde falsamente acusó al director de la cárcel de haberla embarazado, algo que la prueba de ADN demostró que era incierto, violenta, desaforada, un pésimo ejemplo para la juventud, recibió el Gran Casandra. No podia salir de mi estupor. Estuve revisando el libro de Cándida Ortega sobre la Crónica Social, a ver si reconocia que el inventor de la crónica fue Diodoro Danilo Vicioso, en el Listin Diario. Entonces las crónicas eran reseñas de lo que se consideraba bello en la sociedad, podían ser algo cursi, pero hablaban de los talentos de jovenes hombres y mujeres en el canto, el piano, la literatura, de su gentileza en el trato. Así conoció a Angélica Contín, bella reina del desfile de las flores y asi empezó mi familia.

Hay que volver a las crónicas para entender por qué las de ahora son la negacion de las de antes. Sin estas crónicas, actuales individuos como Omega, Mozart La Para, y otras carcomas de la estructura moral de la sociedad no existirían. Y esa es una responsabilidad moral de los cronistas y las cronistas de arte que no estoy segura se asume, sobre todo en estos tiempos cuando prolifera la violencia, la droga, el feminicidio. Una de las preguntas recurrentes hoy en dia es ¿Cuánto cuesta un Casandra?

Es la perversion del oficio y mal hace la Cerveceria Presidente en no entenderlo y exigir un código de ética a quienes han elegido este oficio.
https://www.facebook.com/chiqui.vicioso.3