lunes, 10 de septiembre de 2012

Campaña de insultos y de odio entre negros

El negro Alfonso Rodríguez





















De insultos y de odios 
entre negros dominicanos

Clodomiro Moquete

Lo busqué en el mataburros. El diccionario de la Real Academia de la Lengua no lo trae como «boicot» sino como boicoteo. Y ese mismitico diccionario dice que la palabra «boicot» viene del nombre del primer administrador irlandés a quien se aplicó el boicoteo, en 1880. El nombre de ese señor era Boycott.

El tal diccionario trae dos acepciones de la palabra «boicotear», la primera es «excluir a una persona o a una entidad de alguna relación social o comercial para perjudicarla y obligarla a ceder en lo que de ella se exige» y la segunda «impedir o entorpecer la realización de un acto o de un proceso como medio de presión para conseguir algo». http://www.wordreference.com/es/en/frames.asp?es=boicotear.

El «WordReference.com» es más ligero, no le hace caso a la Real Academia de la Lengua y coloca su definición sobre «boicot»: «Presión que se ejerce sobre una persona o entidad suprimiendo o dificultando cualquier relación con ella». http://www.wordreference.com/definicion/boicot.

Las personas que han decidido boicotear la película «Feo de día, lindo de noche» mandaron a casa del carajo a la Real Academia y su muy horrible diccionario, como también al diccionario de «WordReference.com», y así que en vez de un «boicot al cine...» han titulado su asunto «Boicot del Cine Discriminatorio Dominicano», de manera que literalmente el que está boicoteando es el cine discriminatorio dominicano.

En un mensaje que le remití a un dominicano residente fuera del país le recordé lo siguiente: «Debes estar enterado que en la Isla más del noventa por ciento somos negros y que posiblemente no hay un blanco en la lista de quienes regularmente son acusados de racistas. Si tenemos en cuenta esa realidad el discurso cotidiano contra el racismo debe ser otro».

¿Qué porciento de la población dominicana es blanca? La inmensa mayoría, dicen ciertos estudiosos, es mulata. Otros, que no están muy lejos de la verdad, dicen que los mulatos dominicanos en realidad son negros. Una realidad terrible es que la lucha racial entre los dominicanos es entre los negros dominicanos. Muchos negros dominicanos rechazan su negritud. Recientemente, vale decir que en las últimas décadas, ha tomado fuerza un grupo de negros que asume su negritud. No rechazan su negritud. Pero nadie puede negar que en el mundo cultural, intelectual, artístico, hay numerosas personas negras acomplejadas porque son negras. Negros que rechazan su propia negritud. El problema se torna más complejo si nos preguntamos cuáles son los racistas, los que asumen actitudes en contra de la negritud. Dónde están esos. Son negros y mulatos. De manera que la lucha racial, el racismo, se da entre los negros, sean negros-negros o mulatos.

No conozco a los productores de la película «Feo de día, lindo de noche», pero estoy completetamente seguro que son prietos. El director, Alfonso Rodríguez, es más negro que quienes lo están acusando de racista. Toda la campaña contra la película está basada en incongruencias lamentables, en insultos de toda clase. Odio, evidentemente odio. Ayer el señor Rodríguez estuvo en un programa de televisión y según se reporta acusó a quienes dirigen la campaña de ser «un grupo de burros».

La película se estrenará el jueves, que estaremos a día 13. Será entonces cuando los organizadores de la protesta conocerán el contenido de esa producción. Ellos están publicitando un documento o manifiesto que acusa de racista un film que no conocen.
https://www.facebook.com/events/284397181665013/287108018060596/?notif_t=plan_mall_activity