lunes, 1 de octubre de 2012

Daniel Tejada es el presidente de ACUDEBI

Daniel Tejada
















El poema como búsqueda y exorcismo en Lourdes Batista

Daniel Tejada

Palabras pronunciadas en la presentación del libro «En la soledad de mi cama», de Lourdes Batista. Daniel Tejada es el presidente de la Asociación Cultural pro Biblioteca Dominicana, ACUDEBI, institución que coordinó la presentación del libro en Madrid, España.

Lourdes Batista, con delirante eyaculación lírica, nos presenta en su libro «Desde la soledad de mi cama» al sexo en su dimensión mágica, como un acto real y al mismo tiempo simbólico; pero también como ceremonia de comunicación íntima, que convoca la creación y por tanto la realización del ser, en perpetuo cambio transformacional y trascendental.

Te poseí en una noche solitaria
en donde solo me acompañaban los recuerdos,
desterré tus temores, esos que habitaban en la profundad de tu infancia,
absorbí tu soledad con mi boca de venus

Pero también nos presenta Lourdes estos poemas, desde el poder del exorcismo que tienen las palabras, ardid milenario del mantra poético,

... Romperé mis cadenas, levantaré mi antorcha, acabaré con una década,
un lustro, un siglo de machismo patriarcal

Y desde la espera del ser, confiada en el ser que habita desde sus sueños, místico y beatífico vínculos de los seres que aman,

Ese silencio de luz me susurra al oído que volverás con la divina aurora

La poeta Lourdes Batista eleva la intención del poema, como búsqueda. Enunciando dicha intención, desde una estrategia emocional, ontológica y óntica, en cuanto universal, en cuanto es consustancial al ser humano y a todas las épocas: La búsqueda desde la espera; como si subsistiera en lo más profundo de nuestro ser, ese resquicio de esperanza que arde en el pecho de un Prometeo encadenado, y que supera el sufrimiento, con el solo pensamiento de saber compartida su esperanza.

Tan larga espera merece un nuevo concepto de tiempo...

y así, el sortilegio de la convocación y la intención poética hacen posible desterrar la angustia existencial, que permea la temática poética de Lourdes,

Me veo esparcida por el suelo como piezas de un rompecabezas mis ojos
apagados...

Pero también una angustia que destierra la tristeza, y hace posible que surja la rebeldía a través del yo poético; aparece entonces, la magia del sexo como catarsis, y como fuga.

Mi alma solitaria encontró la tuya, copularon en una danza divina y
eterna... se fundieron y levantaron el vuelo

El yo autoral, aspira a lo universal, desde la experiencia poética, a la totalidad del ser en el acto de la vida; A lo cósmico y perenne de lo erótico; describe solapadamente, un deseo compartido que resalta la empatía vital del acto sexual, como vía para alcanzar lo divino. El yo autoral, se nos presenta así, como un mero instrumento técnico, que refuerza al yo poético.


Madrid, 25 de agosto de 2012