jueves, 4 de octubre de 2012

La feria del libro fue muy exitora





















Nota de Carmen Dinorah Coronado
teatrocoronado2@gmail. com/ 
dinorahcoronado@aol.com

Nueva York.- La feria fue muy exitosa. Se llenó el United Palace, cantaron los mismos que anunciaron en el programa de la feria: Pavel y Manuel Jiménez, Yinthia Cruz estuvo fenomenal con una canción de Celia Cruz; la canción dedicada al libro de Jancarlo Núñez fue muy emotiva, con la pena que Sergio Vargas no pudo cantar gran cosa por falta de tiempo.

El público elogió la profundidad y sensibilidad de las palabras de agradecimiento de los escritores homenajeados, Dinorah Coronado y César Sánchez Beras. Un detalle que atrajo la atención de los periodistas fue cuando el ministro José Antonio Rodríguez y Manuel Jiménez se acomodaron en el piso, al frente de sus asientos para corear y aplaudir a Pavel. A propósito, el discurso de José Antonio fue muy aplaudido.

Luego el sábado y el domingo, conferencias, puestas de circulación de libros, firmas de libros y las galletas y café en la Casita de César y Dinorah, donde la poesía y los cuentos tocaron a niños, jóvenes y adultos. Al final de la feria, todavía en el recinto de Boricua College, el violín y la guitarra, las fotos y las flores se abrazaron para despedirnos con «Por amor», un libro firmado y la esperanza de que los presentes llenen sus páginas en blanco, con las historias presenciales en Nueva York.

La participación de Luis Brea Franco Brea, Miguel Collado, Euclides Gutiérrez, el rector de la UASD, Eugenio Cuevas y otros autores que viajaron desde Dominicana y Puerto Rico a New York, imprimió una nota fenomenal al intercambio entre los escritores dominicanos de tres islas: Santo Domingo. Puerto Rico y Nueva York.

Con pocos recursos, eficiencia y solidaridad, la Feria del Libro fue una rica experiencia. Felicitamos a todos sus colaboradores y al personal del Comisionado Dominicano de Cultura por su magnífica labor. También el Ministerio de Cultura aceleró el proceso con la publicación de los libros «Los cuentos del candado que no están candados» y «Días de carne», de Dinorah y César. Ambos estamos sumamente agradecidos.

Estas son unas escuetas notas tras el derroche de atenciones y de una resaca (con solo tragos de agua y café) por el cariño y la presencia del público.

Nos veremos en el Festival de Teatro del Comisionado, que empieza el 24 de octubre, con la obra «Secretos de Mujeres» y la novela histórica en proceso del primer aviador dominicano que comienzo a escribir, porque la fiesta de la producción literaria y teatral continúa.

Un abrazo agradecido,