viernes, 30 de noviembre de 2012

Nuestra voz es la de otros nadie sabe su cantar.



El pintor y escritor Fernando Ureña Rib subió a su cuenta de Facebook  uno se sus poemas titulado "Confusión", y a modo de comentario el señor Antonio Balbi lo tradujo al italiano. 


CONFUSIÓN

Poema

Fernando Ureña Rib

Cuando rebuznaba el chivo
Vino el burro y berreó.
Y el sapo que lo escuchaba
En vez de croar cantó.

El canario, en vez, maullaba
Y el gato empezó a ladrar
No relinchaba el caballo
Y se puso a cacarear.

Mientras la pobre gallina
Ponía sus huevos de oro
Vino de la sierra un loro
Con extraño tararear.

Ante confusión tan grande
El coro no funcionó
Y el león dio un alarido
Vino el tigre y rugió.

Y así pasa en nuestros días
se extravía la tonada
Y la voz no es melodía
Y hay un gran desafinar.

Nuestra voz es la de otros
Nadie sabe su cantar.
Y la peor agonía:
Ya nadie quiere pensar.


Antonio Balbi

Quando la capra ragliava
Arrivò l'asino e urlò.
E la rana che ascoltavano
Invece di gracidare cantava.

Il canarino, invece, miagolava
E il gatto abbaiava
Nessun cavallo nitrì
E cominciò a schiamazzare.

Mentre la gallina poveri
Laid suo uovo d'oro
Vino del visto un pappagallo
Con ronzio strano.

Primo grande confusione
Il coro non ha funzionato
E il leone ha dato un urlo
Vino e la tigre ruggì.

E così è oggi
la melodia si perde
E la voce è la melodia
E c'è un motivo grande.

La nostra voce è quella di altri
Nessuno conosce il vostro canto.
E la cosa peggiore agonia:
Nessuno vuole pensare.